:::: MENU ::::

Que la tierra te sea leve y la luz eterna, dulce Triky.

Triky de mi vida… Te has ido como viviste tus 11 años: tranquilo, sereno, sin hacer ruido…

Te has ido sin conocer otro hogar que el refugio, pero te vas conociendo a la perfección lo que es sentirse querido y amado, pues todos lo que hemos tenido la suerte de conocerte y tenerte en nuestras vidas hemos acabado locamente enamorados de ti. Enamorados de tu carita preciosa; de tu mirada serena, profunda y dulce; de tu trufa negra, inquieta y graciosa; de tu curiosidad tranquila; de tu particular pelaje y de tu cuerpecito fino; de tu carácter bueno, noble, paciente y sosegado como pocos.
Nos consuela saber que ni un sólo día te falto amor, cariño, mimos, caricias y palabras bonitas, todo lo que te merecías.
Como epitafio, el escrito por Lord Byron, para un perro: “aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre sin ninguno de sus defectos.”
Que la tierra te sea leve y la luz eterna, dulce Triky

IMG_8594

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies